LÁMINAS DE NATURALEZA

En la actualidad la alta calidad de las fotografías y videos nos permiten contemplar la vida de los lugares más remotos y recónditos desde el sofá de nuestra casa. Pero no siempre estuvo tan cercana la flora y la fauna de otros lugares y antes de la fotografía solo sé sabía de las especies por las descripciones, las colecciones y los dibujos hechos por los naturalistas. Estos dibujos se plasmaban en láminas que hoy en días son auténticas obras de arte que forman un patrimonio histórico irrepetible.
Naturalista realizando sus dibujos tras recoger muestras botánicas.

Naturalista realizando sus dibujos tras recoger muestras botánicas.

 

A lo largo de la historia los zoólogos, expedicionarios y naturalistas que nos dieron a conocer la biodiversidad existente documentaban sus largos viajes por todo el mundo con fabulosos dibujos de gran realismo. Algunos ejemplos son: Carl Von Linneo, padre de la taxonomía moderna, “ordenó” la vida; Joseph Banks, naturalista y explorador; George Cuvier, zoólogo impulsor de la anatomía comparada; y Charles Darwin que formulo la teoría de la evolución y destruyo el concepto de la creación revolucionando la forma de entender la vida.
Aspecto de una lámina del Siglo XVIII.

Aspecto de una lámina del Siglo XVIII.

 

Dibujar los animales era todo un arte de complejas técnicas y había que plasmar su comportamiento sin ayuda de instantáneas. En la elección de los colores había que realizar complicadas mezclas y tratamiento de pigmentos y especias que convertía a estos dibujantes en alquimistas de la luz, los tonos y los colores de la naturaleza. Además, no hay que olvidar que muchas expediciones tenían lugar en condiciones casi heroicas y el transporte de los materiales ó el cuidado de los pinceles, pinturas y lienzos eran tareas agotadoras. Por último, cuando el pintor se ponía a su tarea podía estar en una tienda de campaña en terribles condiciones climáticas o en un barco en movimiento sin apenas comodidades.
El Beagle fue el buque oceanográfico donde Darwin estuvo embarcado formando parte de la expedición científica que recorrió el mundo entero.

El Beagle fue el buque oceanográfico donde Darwin estuvo embarcado formando parte de la expedición científica que recorrió el mundo entero.

 

Como muestra de la importancia que estos dibujos tenían en el conocimiento del medio se pueden citar algunas campañas que impulsaban los gobiernos con diferentes fines. Un caso fabuloso lo protagonizo, allá en el Siglo XVIII, el Comisario Real de Marina Antonio Sáñez Reguart y el pintor Miguel Cros, que durante el Reinado de Carlos III se les encomendó la misión secreta de recorrer España para documentar diferentes artes de pesca y las capturas más viables para incorporar estas técnicas a los barcos de la armada y tener tripulaciones mejor alimentadas y más aptas para las largas campañas navales que aún sosteníamos en medio mundo. Esta misión fue seguida muy de cerca por espías británicos y prusianos, que codiciaban la información obtenida y la excepcional técnica empleada por Cros, “el pintor de peces”.

He transformado algunas de mis fotografías en dibujos, simulando aquellas láminas que plasmaban la biología del mundo entero. Podéis verlas en GALERÍA: LÁMINA DE FAUNA MARINA y adquirirlas desde esta WEB…

01 Mullus surmuletus